domingo, 2 de octubre de 2011

Lo nuevo empieza a obsesionar.

Y de repente algo ocurre y te das cuenta de que efectivamente las cosas iban a cambiar, y han cambiado y ya no puedes hacer nada para remediarlo. Seguir adelante, ese es el trato, sin pensar en consecuencias, sin nada. Coge tus cuatro palabras, esas que tanto me gusta escuchar y dímelas en el momento exacto, estoy segura de que acertarás. Apostemos alto, muy alto, con una condición no dejes nunca que me vaya.

2 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho el texto, y la foto de cabezara esta muy guay! ya tiens una nueva seguidora :) pasate por el mio y te espero como seguidora.. http://justbeyourselfff.blogspot.com/
    unbesito

    ResponderEliminar