viernes, 23 de diciembre de 2011

(L)Amistad se escribe con L, con L de Luisa.

Puedo escribirte un texto de cualquier tipo, pero está visto que los de despedida no se me dan muy bien, quizás porque las palabras que se me ocurren preferiría no pensarlas, quizás porque aún no me he hecho a la idea de que toda mi rutina vaya a cambiar. Ya sabes cómo soy, me conoces mejor que nadie, no veo las cosas hasta que no suceden, hasta que no aparecen ante mis ojos. Ahora es el momento, llegó la hora de decir hasta luego. Muchos pensarán "¡Qué exagerado!", de exagerado nada. Ella es la parte de cordura que hay en toda la locura que me forma, ella es quien te dice las cosas claras a la cara y te defiende a las espaldas, quién está día tras día a tu lado, quien no solo seca mis lágrimas, sino que me hace reír cuando más lo necesito. La palabra amistad queda perfectamente definida con ella. 
Ya hemos pasado un año en esta misma situación, luchando contra tiempo y distancia, distancia y tiempo, sabemos como hacerlo, si pudimos entonces, podremos ahora. Desearía parar el tiempo en ayer, pararlo para siempre y hacer posible lo imposible, hacer que cada uno de los días en que hemos estado juntas se repitieran una y otra vez. Pero hay que seguir hacia delante, sin olvidar el pasado, suerte tenemos ya que sabemos que olvidar nos cuesta. 
¿Qué más decirte? Que te voy a echar de menos no hace falta que te lo diga, es lógico, es algo que sabíamos desde que me diste esa maldita noticia; que gracias por todo, es imprescindible decírtelo, porque aunque te lo repita mil veces no podría agradecer todo lo que has hecho por mi; que estoy aquí para todo, que te quiero un montón, eso lo sabes porque después de cinco años ya te lo aprendiste de memoria.
Hoy miro atrás y recuerdo el día en que nos conocimos, los primeros cotilleos, las excursiones juntas, los días en mi casa, aquel día en la tuya y por mucho que intento describirlos no puedo, es imposible, no se puede plasmar tanto en un simple texto, pero como una imagen dice más que mil palabras, dejemos que ellas definan esos momentos únicos, inolvidables, irrepetibles, imborrables, eso momentos que están ahí por, desde y para siempre.












Muchas veces me pediste que fuera fuerte, hoy te lo pido yo a ti, haz que tu sonrisa, la más bonita del mundo, pueda con esta y con cualquier situación.
PD: SIEMPRE.

4 comentarios:

  1. No tengo palabras para describir lo que siento ahora mismo...Te quieroooo

    ResponderEliminar
  2. que hermosa es la amistad! me lo lei todooo!! jaja.
    Que sigan unidas siempre! un beso enormee.
    te sigo

    ResponderEliminar